domingo, 7 de abril de 2019

C. Real, Segovia y Alcazar de San Juan.



Carrera urbana de Ciudad Real

  Esta vez he quedado con tres compañeros de Consuegra para trasladarnos a Ciudad Real a participar en la carrera urbana. A las 9:30 de la mañana hemos quedado en Urda y con puntualidad llegan al
lugar acordado. Optamos por irnos con el coche de Jesús Crespo por no andar sacando los bolsos.
  A las 10:15 estamos en la fila para recoger la bolsa y el dorsal. Solo quedan camisetas de la talla S y XS.  Coño tenemos camisetas para aburrír (pero si me piden que ponga la talla que me den mi talla).
 

Nos vamos al coche a cambiarnos y damos un trotecito de calentamiento que se convierte en paradas a saludar a compañer@s del circuito. Nos hacemos la foto oficial y nos colocarnos en linea de salida.


  Tratamos de ír los cuatro pero es imposible, así que voy un rato con Javi (es su primera carrera oficial y va un poco nervioso. Pero es joven y tiene cualidades).
  Se me pone un grupito delante y lo he perdido. Cosa que agradezco porque está fuerte y no se si voy a poder seguirle. Además hace calorcito y no me va muy bien a mí.



   Saludo a Toñi (la fuentera) y hablamos un ratito. Sigo a un ritmo cómodo pero no bajo. La segunda vuelta se me hace eterna. Voy cansado y me adelantan como moto. A falta de dos kilómetros se me une Toñi y gracias a ella consigo mantener el ritmo ( pienso que esta carrera está mal medida ya tenía que haber llegado) jajaja...
   Entramos juntos en meta y dice Toñi que ha mejorado su marca. Me alegro mucho por ella y seguro que mejorará en cada prueba que dispute. Está fuerte y entrenada.
 
 
  Javi ha conseguido acabar en 45 minutos. Dice que al final se le ha hecho un poquito largo pero es normal en la primera carrera. Ya irá cogiendo el truquillo a las distancias.
  Jesús Crespo e Ito han conseguido entrar en 50 minutos, así que todos contentos. Tomamos la cervecita correspondiente y los aperitivos que gentilmente la organización nos ha obsequiado y al coche a cambiarnos.
   Toca esperar a mi paisano Joaquín, que se viene de vuelta con nosotros a Urda. A este no le ha contabilizado el tiempo de la carrera por error en la inscripción, pero su hermano Fausti ha conseguido una gran marca entrando el 31 de la general con en 35 minutos. Decir que hemos acabado la carrera 1500 corredores. No ha estado mal el puesto conseguido.
  Esto ha sido lo acontecido hasta ahora. El domingo día 24 será en Segovia. Media maratón.
  Ya os contaré.
  Saludos a tod@s y nos vemos en la próxima.




Media maratón de Segovia

Marzo día 24. Hora 7:00 Am. Salimos para pasar el dia en Segovia y al mismo tiempo algunos a completar los 21,097 km, o sea, el medio maratón que hoy se celebra .Vamos en tres coches pues algunos se han animado. Vienen dos amigos nuestros de la infancia les comentamos que ya habíamos
venido varios años y disfrutamos de lo lindo.
 
  Jesús hoy por estar lesionado delega en su hijo. Maribel y Ana, harán equipo. Pavón, Chule y Yo, saldremos juntos hasta donde podamos.
 
 
  Pavón hoy se estrena en Segovia. Le hemos hablado tanto de esta carrera que hoy se ha animado. Veo que les está encantando el ambiente.
  Se han sumado a la comitiva Ricardo y Candelas, primos de Teo y residentes en Segovia. Les aconsejan como situarse para vernos en el recorrido de la carrera.
 

   Nosotros en la carrera les voy comentando que no hay que emocionarse, que vamos bajando pero luego vienen las cuestas que son las que cuestan. Pasamos por la parte del río que es encantador. El paisaje y el recorrido.
  Llegamos casi sin darnos cuenta al kilómeto 7, y aquí empieza lo bueno. Pavón se ha despegado un poco de nosotros y le digo a Chule que tranquilo, que hasta el 14 no vamos a tener respiro. Le digo que tire si quiere, pero me dice que no hay prisa que ha venido a disfrutar. Entre tanto ya hemos visto a Chule (padre) haciendonos unas fotos. No se la cara que llevaremos porque nos ha pillado en plena
subida al Acueducto.
  Un respiro y más cuestas. Por la Plaza Mayor vemos al grupo de animadores que nos acompaña. Hita, Conchi, Jesús, Tere, Ricar, Candelas y Teo. Hay que poner buena cara, pero vamos jodidos y nos queda otra vueltecita para vernos otra vez. Se han colocado en buen sitio. Pasamos una segunda vez y ahora unas bajaditas para recuperar el aliento. Nos unimos a unos forofos que al ver la camiseta de Puerta Bisagra nos preguntan por los Gemelos de Urda. Se sorprenden al ver que va uno sólo. El otro no estará perdido, nos dicen. Pero llevan un buen ritmo y los dejamos tirar, ja ja ja.
   Chule me comenta que si esto no se acaba nunca. Le digo que ya vamos a llegar donde empieza el Acueducto y a partir de ahí, casi todo bajada.
 Así es. Tres kilómetros y acabamos. Pero después del calentón que llevamos, la meta no llega nunca . Menos mal que a la animación se le puede dar una nota de MATRICULA DE HONOR.
 
 
  Desde la salida hasta la meta no ha faltado gente animando. A la llegada algunas personas se han emocionado y afloran las lágrimas. Gracias por todo y el año que viene salvo algún contratiempo aquí estaremos.
 

  La comida de lujo. A los que ya hemos estado no nos sorprende. Los amigos de Urda han quedado encantados y seguro que volverán. Pavón, Elena y Chule (hijo), no han podido estar en la comida. Las obligaciones no lo han permitido.
Hasta la próxima que está cerca.




Carrera El Porvenir de Alcazar de San Juan.

 Ya he corrido varios años esta carrera, pero desde que se cambió el recorrido me gusta mucho más, aunque sea más dura.
  Salgo de casa a las 9:00 horas. Hoy me pilla cerca. La recogida de la bolsa se hace rápida y organizada.
  Me voy al coche a cambiarme y cosa rara en mí, salgo a calentar músculos. Coincido con corredor@s de todos los lugares y echamos unas charlas. Hace fresco, pero como siempre salgo en tirantes.  Luego sobran hasta los imperdibles del dorsal. Como siempre voy sin programación prevista, lo que salga me va a dejar satisfecho.
  Mucha hasta el kilómetro tres más o menos no se estira el grupo para poder coger el ritmo adecuado. En el kilómetro 4 alcanzamos la subida de los molinos que es durilla. Veo a gente a mitad de cuesta andando. Yo pasito corto y cabeza abajo que luego viene la cuesta abajo, que es más dura todavía.
 
 
  Cojo agua y a dejarme caer en la bajada. Bajando me deprimo. Me pasan por todos los lados. No consigo sujetar las piernas. El viento se nota pero a la vez se agradece. La subida te hace sudar. He acertado con ponerme tirantes.
  Por el kilómetro siete veo a una chica que va un poco tocada. Me acerco a ella, pero enseguida las asistencias se hacen cargo de ella. Me dicen que va todo bien y que no me preocupe.
 
 
  Por el kilómetro 9 se ponen a mi par Toñi y Lorenzo, corredores de La Fuente. Me coloco junto a ellos. Llevamos el mismo ritmo. Me cuesta seguirles pero las piernas me responden y doy el último apretón. Acelero un poco y les paso pero sin perderles la estela para entrar juntos en meta.
 
 
  Entramos en 48:15. Podía rebajar los 15 segundos pero ya lo dejamos para otra ocasión,,,,,ja ja ja ja ja.
  Cervecita de rigor como siempre y regreso a casita pronto, que al desplazarme solo, la vuelta hay que tratar de hacerla controlada.
  Gracias a los fuenteros por la compañía.
  Hasta la próxima que será no tardando mucho.
 
  Alfonso

domingo, 31 de marzo de 2019

Mamova. Maraton de montaña de Valencia.

  La Mamova. Una carrera de la que tenemos buenas referencias. Este año ha sido posible ir a participar al maratón. El Sábado por la mañana nos plantamos en Andilla. Pueblo donde tenemos el alojamiento. Allí la casera nos dice que lleva tres años casi sin llover y que las temperaturas son muy suaves. Ella lleva estos tres años sin sacar el abrigo del armario.
  Para este fin de semana y después de unos meses primaverales, parece que dan algo de lluvia, pero que es para el domingo por la tarde cuando se esperan.
  En el sitio donde comemos están en una mesa larga los organizadores y algún voluntario del Mamova. Con ellos esta comiendo Miguel Heras con el que charlamos un rato. Mañana también va a correr este bicho de la montaña.
   Bueno, con estos detalles y después de comer algo y descansar, nos dirigimos al pueblo de al lado, La Pobleta, a recoger los dorsales. Este pueblo está a un kilómetro y medio por un camino por lo que decidimos ir andando, ya que si vamos en coche hay que dar una vuelta cojonuda y por carretera no muy buena, ja ja ja.
  Les preguntamos a un responsable del maratón, que esta comiendo donde nosotros, por ese camino y nos dice que esta balizado por que por ahí pasa la carrera. Así que siguiendo las balizas nos damos un paseíto hasta el pabellón de La pobleta. Recogemos el dorsal y la bolsa del corredor. Toca irnos a tomar un café.


 
  Decidimos irnos de nuevo a Andilla que se está empezando a hacer de noche. Siguiendo el camino de ida, hacemos el de vuelta. Esta vez controlamos el tiempo que tardamos por que mañana haremos lo mismo para la carrera.
 
  Cena, café y directos para la habitación a preparar la mochila y el atuendo de mañana. Esta noche cambian la hora y dormiremos una hora menos. La organización ha decidido retrasar la salida una hora para que tengamos las mismas horas de sueño. Detalle de agradecer.
  Suena el despertador a las siete de la mañana. Desayunamos tranquilamente. Txule mira por la ventana y......, la lluvia a llegado antes de lo previsto. Tres años sin llover y tiene que se hoy. Nos quedamos con lo bueno que es que llueva y la necesidad que hay, pero podría haber empezado por la tarde, ja ja ja.
  Bueno, pues con margen suficiente nos vamos andandito para La Pobleta. Bajo una fina lluvia y la temperatura situada a unos 7 u 8 grados, llegamos al pueblo. Necesitamos un café como el comer. Nadie lleva dinero hasta que me doy cuenta que detrás de la funda del móvil llevo 15 pavos. -"Yujuuu, café para todos". 
  En la cafetería volvemos a coincidir con Heras y esta vez sí, nos hacemos la foto de rigor con un grande de la montaña.
 
  Ya en la salida nos comenzamos a colocar no sin antes hacernos una instantánea para el recuerdo. El cielo está encapotado. Bastante gris y cerrado y cae una leve lluvia. Veremos a ver lo que aguanta así el tiempo.




  Hablo con Susana un poco y la deseo suerte en su carrera hoy en Toledo. La carrera solidaria Juanelo Turriano que nunca defrauda.
  A las nueve en punto, se da la salida de esta nueva edición del Mamova. Mucha suerte a todos y en especial para nosotros, je je je.
  Comenzamos a correr. Todos detrás de Heras, como era de suponer. Una vueltecita al pueblo para que disfrutemos un poco de la civilización antes de perdernos por el monte. Pasado el primer kilómetro ya estamos pisando caminos.





  Llegado el km dos Javi tiene problemas con su lesión gemelo y nos temíamos lo peor, pero después de andar un rato el dolor va desapareciendo y reanudamos la marcha. Vamos, que esto ha sido pasajero. Comenzamos, ahora sí, nuestra aventura Mamovers.
  Ha comenzado a llover un poco mas fuerte. El cielo está muy cerrado y gris. Creemos que esto va a ser la tónica de la carrera y de todo el fin de semana.
 Javi ha sacado los palos mientras Txule y yo todavía los llevamos guardados. Comenzamos una larga subida, con algún descenso intermedio, que nos llevará hasta el km 13 mas o menos. Durante este tramo y según vamos ascendiendo, la cosa se pone cada vez mas fea.

  La lluvia comienza a ser mas fuerte. El aire comienza a soplar y lo mas jodido es la temperatura. Esta bajando considerablemente. Las piernas comienzan a ponerse coloradas del frío. Los tres llevamos en la parte de arriba la camiseta corta con manguitos y el impermeable. De momento vamos aguantando, pero el frío cada vez es mas intenso.
  Llegando casi a la cima, txule nos dice que va muy tocado de piernas. El frío no le deja ni correr. Dice que es como si le pincharan agujas. Esta zona está pelá. Hace unos años hubo un incendio grandísimo y dejó toda la zona bastante afectada. Por eso el aire campa a sus anchas por esta zona.
  Nadie se esperaba un día como hoy y son muchos los que vamos pajaritos. Estamos llegando a la loma del Rabalsador. Hace muchísimo frío y de cintura para abajo vamos calaitos. Menos mal que llevamos un buen impermeable y aunque llevemos frío, la parte de arriba va seca.



  Yo llego el primero a la cima y allí hay colocada una carpa. Hay tres voluntarios debajo intentando resguardarse, aunque es tarea imposible por que la lluvia con el aire se mete por todos los lados. Me meto con ellos para esperar a mis compis y reagruparnos. -"Ufff, que rascaaaaaaaaaa". Los voluntarios me enseñan los chupones que cuelgan de la carpa. Estamos por debajo de 0 grados y de la lona cuelgan estalactitas de hielo.




  Me dicen que me vaya que me voy a congelar. Mientras boto en el sitio les digo que voy a esperar un poquito a mis compis. Al poquito viene Javi y salgo de la carpa para comenzar la bajada. Me dice que Txule va un poco mas atrás, pero que viene. Ha sacado los palos y Javi le ha aconsejado mover los brazos mientras sube para intentar entrar en calor.
  Comenzamos la bajada donde todo está empapado. Todo esta muy resbaladizo. Los corredores bajamos con mucha cautela.
  Dejo pasar a un corredor que me dice que nuestro compañero ha dicho que se retira. Se ha quedado en la carpa con los voluntarios. -"Joder, no puede ser".
  Uff. Javi y yo no sabemos que hacer. Volver a subir es una locura. Miramos constantemente hacia atrás para ver si en la hilera de corredores que baja localizamos a Txule.
Llegamos a la zona baja y allí hay un coche de la organización. En esta zona estamos un poco mas resguardados y nos paramos para ver si viene nuestro compi. Le digo a Javi que si Txule se va a retirar tendrá que bajar hasta aquí para montarse en el coche.
  Después de unos minutos de incertidumbre, le localizamos y al poquito se une con nosotros. No era Txule el que se quería retirar si no otro corredor. Bueno, ha sido una equivocación que al final nos la hemos tomado como una anécdota.
  Parece que por esta zona y mientras continuamos bajando, vamos a calentar un poco el cuerpo. Así llegamos al km 17 donde tenemos un avituallamiento. Comemos algo y sin mucha demora salimos pitando por que a la mínima que te pares comienzan los temblores.


  De momento, en los avituallamientos que hemos estado no hemos rellenado bidones. Esto nos indica que estamos bebiendo muy poco. El clima tan húmedo y con tanta lluvia hace que no tengas sensación de sed. Casi siempre bebemos un poco al tomarnos las sales, que eso si lo llevamos a raja tabla.
  En nuestro camino hacia la media maratón pasamos por Andilla. A escasos 50 metros de nuestro alojamiento. En mi pensamiento está pasar por él y ponerme algo mas de abrigo, pero como por aquí esta mas calmada la cosa, al final tiramos para adelante.
  Este camino nos le conocemos ya que es el que hemos hecho varias veces para la recogida de los dorsales y para ir a la carrera por la mañana. Y así llegamos a La Pobleta. Los de la maratón por relevos se van hacia el pabellón y nosotros giramos a la izquierda para comenzar la segunda parte.
  Aquí nos paran unos voluntarios y nos dicen que donde tenemos que subir ahora, la cosa está muy muy fea. Hace mucho aire, está lloviendo de lo lindo y que junto al frío que esta haciendo hay posibilidades de que nieve. -"Si alguno va lo mas mínimo tocado o tiene la mas mínima duda, que se quede aquí", nos dicen.
  Uff, pinta mal la cosa. Nosotros ahora mismo estamos bastante bien. Vamos a continuar, pero creo que todos pensamos en que como sea peor que la primera parte nos vamos a tener que abrochar los machos.
  Continuamos para adelante y unos 500 metros mas adelante, un organizador nos para de nuevo y nos hace la misma indicación que antes. Madre mía, tiene que estar seria la cosa. Le agradecemos el aviso y continuamos hacia el infierno.
  Al pasar por el parking vemos que hay corredores que se están cambiando y abrigándose para afrontar esta segunda parte de la carrera. Bien que hacen, la verdad.
  Vamos chicos, que esto lo tenemos chupao. Y... En el km 24 volvemos a pasar por Andilla, pero esta vez por la mismísima puerta del alojamiento. Decidimos, después de los dos avisos del tiempo, parar un instante para ponernos por lo menos  algo de abrigo en la parte de arriba.
  En cero coma, estamos de nuevo pateando las calles de Andilla. Ya vamos un poco mas abrigados a conciencia para la parte final. Además yo llevo en la mochila otra chaqueta por si alguno lo necesitamos, aunque llevamos ya camisetas térmicas e impermeables puestos.
  Salimos del pueblo después de subir a una peña que hay en mitad de él, que para acceder arriba hay que subir ayudado por tres tramos de cadenas. Hoy no lo vamos a disfrutar como en un día soleado y con buena temperatura, pero es alucinante este sitio.
  Comienza de nuevo a llover copiosamente. Saco los bastones para intentar hacer esta parte con ellos y quitar un poco de carga a las piernas. En menos de cinco minutos los vuelvo a guardar por que se me quedan los dedos congelados. Sin ellos, meto las manos dentro de las mangas y protejo las manos de la lluvia y el frio. Así voy bastante bien, cosa que con los bastones no puedo hacer y por eso decido guardarlos.
  Vamos con la cabeza agachada evitando la lluvia en la cara, lo que hace que nos saltemos el desvío y andemos unos cientos de metros hasta darnos cuenta del fallo. Volvemos hacia atrás y ahora sí cogemos el camino bueno.


  Comenzamos el ascenso hacia la zona complicada que nos indicaron antes. No se si es por el cambio de ropa, pero nos parece que la primera parte ha sido, de momento, mas dura que esta. Llegamos al km 27 donde ascendemos y bordemos Peñaparda.  Ya nos hemos quitado lo peor. A partir de aquí tenemos que bajar hasta un avituallamiento situado en el km 34 y pico.
  Bajada con tramos algo técnicos que nos los señalan con una cinta verde y negra. Varios tramos de cadenas, donde hay tener mucha precaución por lo resbaladizo de tema, hacen aún mas atractivo el recorrido.
  También pasamos por debajo de un puente metiéndonos en el cauce del riachuelo. Llevamos los pies y las zapas empapadas, pero intentamos no mojarnos mas de la cuenta por este tramos donde ya comienza a correr un pelín de agua.
  Seguimos sin rellenar bidones. Todavía nos queda agua. Lo que si hacemos es comer fruta, chocolate y muuuuchas gominolas. En este avituallamiento incluso nos comemos un sándwich que ya hay hambre, je je je.
   Aquí decidimos mandar un mensaje a las mujeres que hoy las tenemos en ascuas. El problema es que sacar el móvil de la funda impermeable con los guantes mojados, lloviendo y demás, hace que peligre el celular. Pero un mensajito es necesario y después de decirlas como vamos, el teléfono vuelve a su sitio, ya hasta meta.
  Llevamos cinco horas y media y nos quedan unos siete kilómetros. Nos han dicho que en estos últimos nos han preparado un par de cortafuegos para completar el desnivel positivo de la carrera.
  Hay en un momento dado que se quiere asomar el sol. Se ha hecho la luz. Pero va a ser un espejismo por que al momento se vuelve a cerrar ese pequeño hueco y continúa lloviendo sobre nuestros húmedos y arrugados cuerpos.
  Pues nada, ya tenemos el primer cortafuegos delante nuestra. La subida la hacemos a un buen ritmo donde adelantamos a varios corredores que las piernas no les permiten ir mas rápido.
  El segundo cortafuegos es una réplica del primero. Subimos bastante rápidos  y seguimos pasando gente. Cuando rematemos esta subida, ya solo nos quedará ir descendiendo hacia el pueblo.
  Pues nada a correr un poquito. Aunque el terreno está muy resbaladizo. Hay zona de piedras muy peligrosas y caminos de barro amenizados con raíces. En cualquier momento te puedes tropezar, o resbalar pudiendo hacerte una avería, así que con tranquilidad que lo duro ya está hecho. Ahora nos toca disfrutar de lo que nos queda y de lo que hemos dejado atrás, que ha tenido tarea.
  A falta de unos dos kilómetros hay balizas que marcan dos caminos diferentes. Suponemos que uno seria el de subida, ¿pero cual coger?. Txule después de visualizar un poco la zona, entre los árboles ve una parte del pueblo y nos indica el camino a seguir.
  Esperemos que sea el bueno, ja ja ja.
  Ahora sí, pisamos el alquitrán de las calles de La Pobleta. Ya lo tenemos colegas. Menudo tute nos hemos metido hoy. Menuda mañana de lluvia nos han colocado. Menudo frío hemos pasado. Pero todo eso tiene su recompensa y estamos a escasos metros de conseguirla.
  Ya en la recta de meta, nos saluda Heras que suponemos que llevará ya varias horas terminado. A nosotros nos queda pasar por debajo del arco. Bueno chicos, pues ya somos Mamovers.


  Enhorabuena y felicidades a los tres. Yo me incluyo, claro. Hemos conseguido terminar la que ha sido la mas dura edición de la carrera, según dirán días mas tarde.
  Una carrera donde se ha retirado muchísima gente. Una carrera que ha sido casi por eliminación. Carrera para el recuerdo. Carrera que nos une más todavía. Carrera que nos enseña que la montaña es espectacular pero que cuando quiere nos pone a prueba y hay que ir muy bien preparado cuando se sube a ella.
  Con la medalla en el cuello, pasamos dentro del pabellón donde comemos y bebemos un poco. No podemos quedarnos mucho ya que tenemos que volver a Andilla andando y sigue lloviendo fríamente.
  Nos hacen un bocadillo a cada uno y salimos disparados hacia nuestro alojamiento. El bocadillo empapado entra de lujo y la cocacola aguada también, ja ja ja. Es lo que tiene comer bajo la lluvia.
  Lo sucedido en el alojamiento a nuestra llegada es otro capitulo que algún día contaré, je je je.
  Solo me queda decir que hoy ha sido el día que menos hemos bebido en un maratón. Hemos salido con un litro y volvemos con mas o menos medio litro. Lo que si hemos hecho es orinar muchas veces. La lluvia es lo que tiene, que te da ganas de mear, ja ja ja.
  Por otro lado, carrera muy recomendable, que aunque hoy no nos ha dejado ver mucho el paisaje, con buen tiempo tiene que ser aún mas espectacular.
  Y esto es casi todo lo sucedido. Ahora toca el regreso bajo la incesante lluvia aunque ya vamos calentitos dentro del coche.
  Gracias por estar ahí de nuevo.
  Besitosss.

    Capi

domingo, 24 de marzo de 2019

Media maratón de montaña de Cuenca.

  Llegó el día. El día que quedará en un recuerdo inolvidable. Hace unos cuantos meses salieron las inscripciones para el Maratón de montaña de Cuenca. También conocido como Mamocu. Un maratón muy bien organizado y con un recorrido espectacular en el que llevo sin faltar cuatro años consecutivos.
 Este año Cruz y Susana están dispuestas a probarla. Susana el año pasado hizo la distancia de 10 km en esta misma carrera, y en esta ocasión junto a su compañera y amiga han decidido hacer la media maratón.
  He de decir que la media maratón tiene tela. Bastante dura para no ser alta montaña. Tramos muy corribles, unidos a continuos sube y baja, hace que como te cueles un poquito al principio, el final se te haga muy muy duro.
  Me gusta mucho el maratón y este año tampoco iba a faltar a la cita, pero la petición de Susana de hacer la carrera con ellas, me hace super feliz y decido apuntarme con ellas a la media para ayudarlas en lo que pueda.
  Ha llegado el día y estoy super emocionado de participar en esta carrera con estas dos amantes del atletismo. Susana lleva varios meses entrenando un poco específicamente esta carrera y Cruz va muy fuerte por que la pilla casi rematando su entrenamiento para el maratón de Madrid.
  También están con nosotros varios compis de nuestro equipo de montaña el Bikilamanjaro. Marcos, Tori y Rafa. Un trio con mucha experiencia que van a disfrutar de lo lindo.
  También han venido de la Puerta de Bisagra Casado, Sierra y Jaime que si no me equivoco también son nuevos en la distancia de montaña.

 
  24 de marzo. Hoy es el cumpleaños de Susana. Va a ser un día especial, seguro. Hemos salido de casa directos para Cuenca. El viaje super rápido donde charlo con Susana y la intento dar los últimos consejillos para la carrera. Está bastante nerviosa. Intento quitarle hierro a la carrera sabiendo que ella está sobradamente preparada para ella. Creo que es bueno que este nerviosa y que tenga el gusanillo removiendo el estomago, je je je.
  Entramos en Cuenca y pasamos por delante de la salida. Faltan diez minutos para que salgan los de la distancia maratón. Y... én un lateral vemos a parte del equipo que va a disputar la distancia. Bajo la ventanilla y los saludamos. Carlos, Jose, Isma, Jorge, Vito y Mariano están rematando los últimos minutos antes de salir.
  Susana y yo aparcamos el coche y vamos rápido para intentar llegar  a desearles suerte. Allí nos plantamos y charlamos un ratillo con ellos. Suerte chavales. A Carlos, que es su primer maratón y además es mi primillo, le deseo suerte de una manera especial, je je je.
  Allí localizo también a Pedro (Skivo) y a Juanlu con los que a gritos entablo unas palabrillas y les doy ánimos.
  Decido irme a la zona cabecera y tengo la suerte de localizar entre el barullo a Ivan. El número de uno del Bikilamanjaro. Le llamo y consigo que me oiga. Le deseo mucha suerte y al poco se da la salida a la carrera. Ivan si que va a por todas y deseo y espero que le salga un carrerón.
  Suerte a todos. Tenéis varias horas para disfrutar de este día. Nosotros por nuestra parte nos acercamos al pabellón a recoger nuestros dorsales. -"Esto ha dado comienzo Susana".
  Todavía tenemos tiempo para tomarnos un cafetito con una tostada. Mientras nos lo tomamos aparecen Tori, Marcos y Rafa que se sientan con nosotros y al poco el resto de la expedición. Sierra, Casado, Jaime y Cruz a tomarse el último cafetito pre-carrera.

 
  Bueno, venga, que ya se acerca la hora. Vamos a cambiarnos. Susana y yo nos cambiamos mientras cruz y Jaime que se han quedado a dormir en Cuenca y ya están cambiados, guardan sus mochilas en el coche.

 
  Uffff. A la salida chicos. Esto está llegando a su comienzo. Ya estamos todos en situación. Algunos están algo nerviosos, ji ji ji. ¡Menudo día de cumple vas a tener Susana!.

 
  Después de la cuenta atrás, se da la salida a esta media maratón. Media vueltecita al parque para ir calentando motores. De principio hay que ir tomando contacto al asunto. Susana va a mi lado y la noto tensa y nerviosilla. Eso será los primeros lances de la carrera por que poco a poco se irá soltando y comenzará a disfrutar de lo lindo.



 
  El primer kilómetro es de enlace para acercarnos a las montañas de Cuenca. Aquí el trio antes mencionado (Tori, Marcos y Rafa), se despegan de nosotros y se ya nos sacan bastante distancia. Mientras, el resto estamos juntos y agrupados como protegiéndonos unos a otros.
  He de decir que la media nunca la he hecho y aunque pasa por tramos del maratón, no tengo muy claro por donde y el sentido en el que lo vamos a hacer. Además este año han cambiado el recorrido y han metido varias zonas nuevas. Esto lo hace mas interesante, por lo menos para mí.
  Cruzamos el primer puente donde voy junto a casado y nos fijamos que en el río hay barras que forman las "puertas" para el descenso de piraguas. Se ve perfectamente el recorrido que tienen que seguir por los dos lados del puente.
 Unos doscientos metros mas adelante llega el parón. Unas escaleras estrechas hacen que vayamos muy muy despacito. Esto va a venir bien para volver a la calma y bajar las pulsaciones y nervios de los primeros compases.
  Cruzamos la carretera y ahora si comenzamos la primera subida. Mas o menos un kilómetro de subida por una zona bastante seca donde se levanta algo de polvo. Hay bastante jaleo y sin quererlo nos vamos separando el grupo. Yo aún así, me adelanto para hacer algunas fotos ahora que todavía llevamos todos buenas caras, ja ja ja.


 
  Bueno, pues ya estamos arriba y comenzamos una bajada muy suave. También hoy he coincidido con Ruben que está llevando a dos chicas para hacer su primera media de montaña también. Vamos charlando bastante rato mientras comenzamos la bajada entre pinos donde ya tienen que ir bastante pendiente.

























 
  Aquí todo el mundo de a uno y con mucho tiento por que hay tramos muy resbaladizos por el terreno tan suelto y seco de la zona. Y así llegamos al avituallamiento. Estamos en el km 6 y pico.



 Rellenamos bidones y comemos alguna naranja y plátano. Parece que Susana ya va mas tranquila. Esta zona es muy chula y hemos ido bastante tranquilos. Hay que guardar que la chicha está al final.
  Bueno compis, vámonos a por el segundo tramo. Cogemos la senda que va paralela al río y que es muy muy corrible. Así llegaremos a la hora de carrera donde les indico que se tomen una pastillita de sales. Hace muy buena temperatura y sin darnos cuenta estamos sudando bastante. Hay que reponer que si no al final nos van a venir los calambres si o si.
  Susana se toma su pastillita y yo saco las mías. Les ofrezco a mis compis y Casado me dice que si quiere. No lleva sales. Decido darle las mías por que creo que las va a necesitar mas que yo. Además Susana lleva alguna de sobra y con esas creo que me serán suficientes.
  Ya estamos todos empastillados así que continuamos por la senda. Le hago la observación de ir relajados que ahora viene una de las subidas mas duras. Una subida dividida en dos partes que nos llevará a las antenas que llevamos viendo toda la mañana.





 
  Hablamos un poco de estos primeros ocho kilómetros. Casi todos de bajada y llano. Les hago la observación que el desnivel positivo hay que hacerle y que cuanto mas avancemos sin subir, mas duras serán las subidas para cumplir con esos metros positivos. Hoy, por cierto, nos vamos a ir a casi 1.400+.
  Y.... Pasado el km 8 giro a la izquierda. Mejor no mirar para arriba. Una culebra de corredores desesperados para llegar cuanto antes a la cima. Una subida muy peligrosa por que solo se ve la primera parte y cuando te crees que ya esta arriba, te queda otra segunda subida mas larga y dura que la primera.
  Con tranquilidad vamos subiendo. Aquí ya empiezan a ponerse duros los gemelos. Haciendo zig zag para hacerla mas llevadera llegamos a la carretera. Aquí comienza la segunda parte. El principio es entre pinos que hace que no veas lo que te espera, pero que al salir de allí se despeja la zona y te das cuenta de lo duro que va a ser.



 
  varias paraditas en la subida para relajar gemelos. Susana me dice que los lleva duros y calientes. Es lo que tienen las subidas. Hay que parar un poquillo para reservar fuerzas para el final. Les digo que una vez que duelen, el dolor siempre va a ser el mismo. Si eres capaz de aguantar y gestionar ese dolor vas a hacer la subida sin problemas, je je je.
  Susana va a su tran tran que es como tiene que subir. Casado y Sierra hacen lo propio aunque Sierra parece que va bastante mejor.



 
 
 


















   Y por fin llegamos a o alto. Bien chicos, esa subida está finiquitada. Hay que continuar controlando la situación.



 Desde aquí, bajadita por camino hacia el siguiente avituallamiento. Allí ya llevamos casi 10 kms y 1:30´ de carrera.
  Buen avituallamiento donde reponemos de todo. aquí coincidimos con los del maratón que están de subida. Y aparece Ismael con el que charlamos un rato. Va muy entero y con muchas fuerzas. Salimos de allí cada uno para su lado. Isamel para arriba y nosotros para abajo.


 Nos metemos en una senda muy bien acondicionada donde nos vamos cruzando con los de maratón y donde saludo a Vito y a Jose que van también muy finos. Bajamos el zig zag de piedra para salir por la puerta de la muralla.



  Llegamos de nuevo al río donde Susana se aparta para hacer pipi. Mientras el trio sigue avanzando lentamente hasta que recuperamos a la fémina.  Cruzamos otro puente donde lo primero que tenemos que hacer es subir por una piedra mediante cuerdas. Subo lo mas rápido que puedo para hacerles unas fotos a mis compis, pero cuando me doy la vuelta veo que están casi arriba. Los tengo que parar para que me tiempo a hacer la foto.


  Algo diferente que viene bien para cambiar un poco el chip y aderezar aún mas la carrera. Aunque rápidamente nos encontramos subiendo hacia el monumento de la Virgen. Esta subida es nueva para mí ya que siempre he subido por otros lados. Aprovechamos para hacer unas fotos con las casas colgadas de fondo y llevarnos el recuerdo a casa.





  Pero bueno, creo que es bastante llevadera aunque ya se va notando el paso de los kilómetros y del tiempo.


  Ya estamos a los pies del monolito donde tenemos otro punto de vida. Mientras mis compis se avituallan, me dirijo hacia la parte trasera para intentar hacer una foto. Los voluntarios muy simpáticos charlan con nosotros mientras les damos las gracias a ellos y a sus hijos pequeños que están ahí ayudando en la organización desde muy tempranito.


  Toca bajada por un secarral de narices. Mucha piedra que hace bajar con mucho tiento. En este tramito me apetece soltar piernas un poco y me lanzo para abajo. Adelanto a Sierra y llego a la carretea donde me paro y hago unas fotillos.


  Volvemos a subir, pero este tramo Susana y yo le vamos a hacer tranquilos. Es bastante larga la subida y hay que seguir guardando para lo que queda de carrera. Sierra comienza a despegarse y se va hacia adelante. Le digo a casado que se vaya con él que con nosotros va a ir haciendo "ná". De momento continua con nosotros pero no tardará mucho en ir a la caza de Sierra.


  Aquí le hago la indicación y los tres nos tomamos las sales correspondientes. Cada horita no puede fallar que estamos sudando de lo lindo.
  Ya nos hemos quedado Susana y yo solos. Menos mal, que cansinos estos dos, ja ja ja. Que noooo, que es broma. Hemos ido super agusto con ellos y desde esta crónica se lo quiero agradecer. Ahora les toca dar el callo a ellos. Suerte chavales.
  Tenemos un par de kilómetros por una zona de pinos muy chula hasta llegar de nuevo al río donde cruzaremos de nuevo el puente de antes para dirigirnos otra vez al avituallamiento del km 10. Aquí volvemos a coincidir con Ruben y las dos chicas que entrena. Charlamos mientras nos dirigimos a cruzar el puente donde tenemos que guiar Rubén para cruzar el puente. Tiene mucho vértigo y le cruza con los ojos cerrados. Bueno, le indicamos un poquito por que hay mucha gente visitando la ciudad pero le cruzamos sin novedad. Volvemos a subir la senda y nos plantamos en el avituallamiento. Llevamos algo menos de 18 kms y 3:10´de carrera.

 Nos quedan unos 4 kms y Susana va de lujo. Solo queda rematar la faena. Cogemos una carretera del pueblo y bajamos por un zig zag de escalones de piedra que son bastante incómodos. Vamos Mon Amur que ya lo tenemos.
  Cogemos la senda donde están paseando bastantes personas.  Senda en muy buen estado, ancha y muy corrible. Susana y yo andamos un ratitín para recuperarnos un poco de la bajada.
  Quedan un par de kilómetros así que no creo que nos lleve mucho hacerlos. Nos hacemos una idea de por donde podemos ir ahora. Yo nunca he hecho la media y Susana tampoco así que vamos a ciegas.
  Cruzamos el puente y la ceguera se nos quita del tirón. Menudo repecho tenemos delante nuestra. Miro a Susana y veo que no lo ha visto todavía. Miedito me da cuando lo vea. Y ese momento llega cuando se le ponen los ojos como platos. Que subidón que tenemos delante. Además aquí hay mucha gente colocada para ver el espectáculo.
  Bueno, me decido a subir yo primero. Susana hace lo propio y pasamos el tramo mas duro. Paramos un momento para coger aire y miramos hacia arriba para ver lo que nos queda. En lo alto vemos a Sierra. Creo que va con algún calambre que otro, pero sigue yendo a buen ritmo.


  Lo estas haciendo genial Susana. Descanso, pildorita de sales y nos plantamos en la cima para descubrir que todavía nos queda una última subida bastante dura. Vemos la hilera de corredores gastar las pocas fuerzas que quedan.
  Pero antes hay que bajar. Y esta bajada se las trae. Muy muy resbaladizo. Muchísima tierra y piedras sueltas. Tenemos que salirnos casi del camino para pisar arbustos y no plantar el culo en el suelo.
  Me pita el km 20. Ya no nos queda ni para regalar. Venga vamos a por la última subida. Poco a poco vamos alcanzando la cumbre. por el camino vamos adelantando a varios corredores que están sentados o parados con calambres. Le ofrecemos glucosa y gominolas para ver si con azúcar se les pasa. Aunque una vez que te ha dado, ya hay que espera un tiempo para que se te pasen los calambres y poder afrontar lo que queda.
  Nosotros estamos ya en el último kilómetros. La última bajada para enlazar con el puente de cristal. Susana después de retener en la bajada anda un poco para recuperarse y poder afrontar este último km disfrutando y sonriendo.
  Cruzamos el puente y entramos en el parque que dejamos atrás hace ya mas de cuatro horas. Susana va como una moto. Las felicitaciones y los aplausos de la gente te dan subidón. Disfrútalo mon amur, que te lo has currado de lo lindo. Menuda carrera te has marcado. La has gestionado como una autentica trailera. Este es el comienzo de una nueva etapa seguro.



  Damos la curva y encaramos la recta de meta. Allí solo escuchamos los aplausos y gritos de la gente con la música de fondo amenizada con las palabras del spiker.





  Pasamos por meta en 4:09´. Increíble Susana. Besazo para el pecho por lo bien que lo has hecho. Que pasote lo que acabas de hacer. Tienes que estar super contenta por que esta ha sido una carrera muy muy dura. Felicidades. TQTAMGM.
  Allí Mapi con su sonrisa, cariño y amabilidad nos hace unas fotos para el recuerdo de este día tan especial. hablo un ratillo con ella y se marcha a esperar a Juanlu que no tardará en llegar. Gracias guapetona. Eres genial.


Allí nos esperan Casado y Sierra. El primero ha ido de menos a más y a adelantado a muchos corredores terminando con muy buenas sensaciones y sabiendo que ha hecho muy buena carrera. Por su parte Sierra al final ha tenido problemillas de calambres pero que ha sabido ir gestionándolos para poder terminar con muy buen tiempo. Enhorabuena a los dos. os lo habéis currado.
  Decidimos ir al coche a cambiarnos. Susana está pletórica. Yo estoy super feliz. Sabía que lo haría bien, pero me ha sorprendido su capacidad de gestionar la carrera y sobre todo de no mostrar en ningún momento caras de pasarlo mal. Al contrario, siempre sonriendo aun cuando las piernas estaban a tope. Felicidades. Día para recordar y para enmarcar.
  De camino al coche vemos al trio de ases. Tori, Marcos y Rafa que se están cambiando. Charlamos un ratillo con ellos para después ponernos ropa seca.


  Y..... Aparecen Cruz y Jaime. Ole, ole y ole. Carrerón para esta pareja. Enhorabuena Cruz. Que alegría verte feliz por esta mañana. Estas muy muy fuerte y te vas a salir en Madrid. Enhorabuena.
  Mientras nos cambiamos comentamos algún tramo de la carrera. Algún tramo de esos que vas a recordar toda la vida, ja ja ja.
  Ya cambiados y de nuevo en el pabellón, nos comemos un bocata que nos ha preparado la organización y charlamos animadamente. Isamel, Jose y Jorge también cuentan alguna batallita. Jorge se ha pegado un leñazo y lleva la rodilla bastante tocada. menos mal que es mas duro que un pedernal ,ja ja ja.
Solo queda decir que Carlos termina la carrera muy contento y habiéndola gestionado como a él le gusta. y que Ivan ha subido a pódium en su categoría y ha entrado el séptimo de la general. Enhorabuena compañeros.
  Así rematamos esta mañana soleada. Creo que esta carrera no ha defraudado a nadie y todos tenemos motivos para estar super felices y orgullosos de lo que hemos hecho.
  Enhorabuena a todos los Bikilamanjaros y a todos los Bisagras. Alguno ya esta pensando en la próxima, seguro. Y no soy yo, ja ja ja.
  Hasta la próxima que es justo el doble.

  BEEEEEEESOOOOOOOS

  Capi