domingo, 3 de junio de 2018

Maraton alpino Madrileño.

   Pues se acabó el dormir. A las 6:30 bajo a desayunar. Durmiendo se quedan Susana y los peques. Allí vamos apareciendo poco a poco muchos personajes que de una manera u otra vamos a estar implicados en la carrera. Corredores, organizadores, voluntarios, sanitarios, etc etc.
  El desayuno muy animado charlando de lo que cada uno va a hacer y el puesto que tiene asignado. Bueno, pues yo me tengo que marchar que he quedado con Juanlu y Mapi para bajar a Cercedilla. Me despido de mis vecinos de desayuno a los que luego veré por el recorrido.
Me monto en el coche que conduce Juanlu. Acompañado de Mapi, Antonio y Elo bajamos a Cercedilla donde está ubicada la salida. Este año sale de la plaza del pueblo, que bajo mi punto de vista es mucho mejor. Le da mas ambiente y colorido a la prueba.
  Sin dificultad aparcamos en un parking cercano. De aquí nos vamos a la salida. Yo he quedado allí con mis compis del Bikilamanjaro. Y nada mas llegar los localizo. Javi (Bikila), Txule, Floro, Rafa, Marcos, Gregor y El Tiri.  Martín de Vidales que también ha venido a disputar hoy este maratón, se ha unido a la expedición aunque él lleva hoy otras pretensiones.
  De aquí derechitos a tomar un café y después a cambiarnos. El día parece que ha amanecido algo nublado, pero frío de momento no hace aunque como material obligatorio tenemos el cortavientos y guantes, además del vaso o bidón para beber.
  Fotos de rigor antes de pasar por el control de material.
 
   Pues nada, nos dirigimos a la salida donde una voluntaria nos ofrece crema solar. Algunos decidimos darnos la crema. Crema que con los primeros sudores se me va metiendo en los ojos y que tendría que limpiarme con la braga. Menudo picor de ojos, je je je.
  Pues ya estamos dentro del cajón de la salida. Todos pasamos el control del material sin problemas. A mi me tiene que dejar Javi unos guantes por que no me los he traído, menos mal que él lleva para todos, ji ji ji.
 
  Estamos a cola del pelotón. Escuchamos por delante la cuenta atrás, pero hasta que los primeros no comiencen a correr nosotros seguiremos quietitos.
   Nada mas salir del pueblo ya comenzamos a subir. Estos primeros kilómetros son nuevos respecto a años anteriores. Camino con bastantes piedras hasta enlazar con el que se hace todos los años. Este le tengo muy reciente por que es el que hice ayer en el cross del Telégrafo.
  Tengo que decir que hoy el objetivo es terminar todos juntos para llevar hasta la meta a Floro y a Gregor en este maratón.
  Gregor ha venido muchísimos años aquí pero siempre como espectador y animador de su hermano Javi que lleva ya unos pocos marcados en su historial.
  Floro viene con mucha ilusión pero con incertidumbre de si podrá acabarla o no. Ha estado bastante tiempo lesionado y ahora está como un toro pero un poco falto de kilómetros y desnivel. Está algo nervioso pero hoy tiene muchos hombros en los que apoyarse así que vamos a por ello.
  Los primeros ocho kms en continua subida donde vamos con el ritmo de los de adelante. Hemos salido muy atrás y es lo que tiene, que no nos salvamos de ningún parón ni del tráfico de delante.
  Este camino que nos llevará hasta Navacerrada es muy chulo. Se cruzan unas seis veces el río que lleva bastante agua lo que hace que nos tengamos que meter en el agua por narices. El agua bastante fresquita, que de momento vamos evacuando bastante bien.
  En el km cuatro y medio, está el primer avituallamiento líquido. Allí está como el año pasado Pablo Villalobos de voluntario. Todo un honor que un atleta de su nivel nos rellene los bidones de agua. Le chocamos la mano y le damos las gracias.
  Aviso a Floro que hay que tomar sales. Cada hora y sin que se nos olvide. Hay mucha humedad y algo de calor, pero no tenemos sensación de sed aunque estamos sudando bastante. Hay que tomárselas desde el primer momento por que si no luego será tarde.
  Llegamos a la estación del tren donde está Sandra de voluntaria que no duda en animarnos y hacernos una fotillo a nuestro paso.
 
  Después las escaleras que nos dan paso a la última subida de este tramo. Al final de la subida, que te pone los gemelos ya en su sitio, está Susana con los peques. Nos llama desde arriba para inmortalizar el momento y no dejará de seguirnos hasta el mismísimo avituallamiento.
 
 
 
  Saludo a los peques y hablo un poquito con Susana. Después hay que rellenar bidones y comer algo de lo que nos han preparado.

 
  Pues ya estamos todos servidos así que salimos del avituallamiento para enfrentarnos a la subida a Bola.  Hasta luego Mon amur.


























  Subida bastante larga aunque llevadera. Pegados a la pista de esquí vamos sumando metros positivos. El camino es estrecho así que hay que ir de a uno. En el último tramo de la subida nos encontramos con un nevero. Ya se nota que estamos a bastante altura. Siguiendo las huellas de los de adelante vamos clavando punteras para no resbalar.
  Y... Llegamos a Bola donde tenemos otro punto de agua. Creo que todos pasamos de rellenar por que vamos con agua suficiente para el tramo que nos queda que además es en bajada.
  La bajada del Noruego. Bastante pedregosa, pero que a mí me gusta especialmente. Te hace ir con mil ojos y super atento para no tropezar o no torcerte un tobillo. Aquí el grupo Bikilamanjaro se estira. Hasta Cotos cada uno vamos a bajar a nuestro aire ya que ir juntos en este tramo es muy difícil.
  La última bajada entre el pinar es serpenteante y bastante rápida. Hasta que llegamos al final y nos encontramos un giro a derechas con unas piedras grandes a modo de escalera que nos llevan a la carretera. Aquí está Mapi haciendo fotos y animando sin parar.
  También un poco mas adelante y desde la carretera oímos a Susana que nos grita ánimos además de sacarnos fotos también.






 
 






















 La saludo mientras cruzamos la carretera para ir derechitos al avituallamiento. Estamos en Cotos.

























  Ya en Cotos y todo el equipo reagrupado, nos avituallamos y rellenamos bidones mientras Susana habla con nosotros y nos reune para hacernos una foto de grupo.




   Pues nada, nos tenemos que ir para Peñalara. Subida bastante larga que se hace eterna. Sobre todo el último tramo hasta llegar al pico que vas viendo desde lo lejos y parece que nunca llega.



  Pues nos vamos para arriba pasito a paso. Pero a paso ligero que hay que darse prisita. De vez en cuando le pregunto a Floro que como va, y de momento dice que va bastante bien así que a continuar hasta ahora y sin gastar lo mas mínimo de energía de más.
   Por aquí ya nos estamos cruzando a los primeros de la general que ya están de vuelta. Esto hace que se haga un poco mas amena la subida. Hay que estar muy atentos para dejar paso por que bajan como motos y hay que facilitarles el paso.
  En una de las curvas del famoso zig zag, está Antonio "L" sentado y haciéndonos una fotos mientras nos dice unas palabras de ánimo. Que alegría verle, la verdad es que no me lo esperaba.

  También hay unos amigos de Javi que nos gritan: "Vamos toledanos", a la vez que nos saca también unas instantáneas. La verdad es que se agradecen los ánimos por que te dan un pequeño empujón que viene de lujo.
 
 
  En este tramo nos cruzamos a Martín de Vidales que baja bastante rápido. Va bastante bien en el grupo cabecero. Le saludamos mientras le choco la mano. Vamos maestro, que vas fenomenal.
  Por aquí está empezando a refrescar, y es que hay bastantes neveros y sopla un pelín de aire. Algunos compis como Txule y Javi deciden ponerse el impermeable. Yo de momento voy bien, aguantaré un poco más sin ponérmele.
  Llega el último tramo de la subida. Piedras y mas piedras. Aquí se ve ya la cima y como bajan los que ya han pasado por ella. Cruces de palabras entre los que suben y los que bajan. Los que bajan te dicen: "Vamos que ya lo tienes ahí", y los que subimos decimos: "Venga máquinas, ahora a bajar".
  Poquito a poco y vamos acercándonos al pico. Cada uno está subiendo a su ritmo aunque nos vemos todos. Yo voy sin quererlo mirando el dorsal a todos los que me cruzo. El dorsal blanco es de los que hacen el maratón y el amarillo (solo 14) es de los que hacemos el cross y el maratón (CrossMam).
  Al final aguanto sin ponerme el impermeable por que da la sensación que según vamos subiendo hace menos frío.
  Al llegar arriba tenemos un control. Al pasarme el lector del chip, el voluntario me dice: "Venga, otro valiente que dobla". No se si valiente o loco, pero doblar si estoy doblando, je je je.
  La verdad es que las piernas van bastante bien y no noto de momento la carrera de ayer. Veremos mas adelante, pero creo que no voy a tener ningún problema.
 En el machón del pico tenemos el punto de encuentro y para verificar que hemos estado allí nos hacemos una foto grupal.
  Nos enteramos que Rafa se ha quedado donde estaba Antonio por que estaba bastante mareado. Bueno, lo mejor que ha hecho es quedarse con él para no estar solo. Esperemos que se quede solo en eso y al bajar y perder altura se le vaya pasando. Animo colega.
 
    Floro aprovecha para descansar un ratillo, je je je. Otros para comer y otros para deleitarse con las vistas. Pero la carrera continúa y comenzamos a bajar.
  Ahora somos nosotros los que vamos diciendo: "Vamos que ya estáis arriba". La bajada, como la subida la vamos a hacer hasta las zetas todos juntos, pero luego cada uno va a bajar a su ritmo.
  Esta bajada tiene muchas piedras que se mueven y además dejan poco espacio para pisar bien, por lo que la hace bastante difícil, por lo menos para los populares, je je je.
  Al comenzar a bajar me cruzo con Juanlu y con Pedro (Skivo). Van de lujo los dos. Intercambio alguna palabrilla con ellos mientras nos vamos separando.
  Desde aquí se ve el tubo de Cabezas. Lugar increíble por donde vamos a tener que subir mas tarde. Se ve con bastante nieve así que suponemos que algo nos tocará.
  Aquí Marcos está cambiando el ecosistema. No deja de tropezarse y de mover las piedras, je je je. Que tío, no deja ninguna en su sitio. Pero de momento no se cae y detrás de él comienzo a hacer las zetas. A un ritmo bastante bueno vamos disfrutando de la bajada en la que se nos une Txule que viene como una moto.
  Los tres vamos a llegar juntos al avituallamiento donde vuelve a estar Susana llamándonos desde lejos para salir guapos en las fotos.
  Hola Mon amuuuur. Muchas gracitas por estar ahí pendientita y dándonos ánimos.



 
   



  En el avituallamiento está la familia de Alfredo (Tiri) con los que charlamos un rato mientras rellenamos bidones y comemos algo de fruta y gominolas. Ellos se están zampando un bocadillo de tortilla con una cervecita. ¡¡Madre mía que pinta!!. No dudan en darnos un poquillo para llevarnos un buen sabor de boca, je je je.
  Pero antes Marcos me hace de rabiar un poquito, je je je.

  Todos juntos de nuevo vemos los percances que ha habido. Javi se ha caído y lleva la pierna ensangrentada. Parece que no ha sido mucho.
  Gregor ha salido por orejas y se ha dado en las rodillas y en las manos por lo que tiene que pasar por la ambulancia para curarse. Mientras, le cojo los bidones y se los relleno para que solo tenga que comer algo.
 Allí aparece Juanlu y Pedro a los que vuelvo a saludar mientras terminan de curar a Gregor. Mientras charlamos con la familia del Tiri. Gregor ya esta reponiendo fuerzas.
  Ya estamos todos en condiciones de afrontar el tramo mas duro. El tubo de cabezas. Impresiona nada mas de verlo de lejos. Pero antes de subir el tubo, tenemos un tramo de enlace donde tenemos que cruzar varias veces un río. Por lo demás este sendero es llevadero aunque ya va picando para arriba.
  Pedro nos hace un selfie mientras vamos todos juntos.
 
  Voy acompañando a Floro que las piernas le van diciendo que que pasa, je je je. De momento van aguantando bastante bien aunque el paso de los kilómetros y de las horas van haciendo pupita.
  En un paso del río nos paramos a hacernos una foto por que el sitio es espectacular. Muy muy bonito donde merece estar unos minutos disfrutando del sitio.
 
 
  Bueno, ya no podemos retrasar mas la situación. Hay que comenzar a subir el tubo. Primero una zona de hierba con un desnivel ya bastante exigente. Desde aquí abajo se ven a los demás corredores que ya están llegando a lo mas alto, muy muy chiquititos. Mas o menos se puede hacer uno a la idea de lo que le espera, pero ahora hay que subirlo, je je je.
 
 
 
 
  Llegamos aun puesto de agua donde están los voluntarios con los que cene anoche. Charlo un ratillo con ellos mientras nos dan palabras de animo para afrontar la subida.
  Pues desde aquí, pasito a paso y casi sin mirar arriba. Vamos todos casi juntos, pero nos vamos despegando por que cada uno tiene que subir a su ritmo. Miramos al cielo y la cosa se esta poniendo muy fea en cuestión de segundos. Llevamos un rato viendo a un helicóptero de los bomberos de Madrid dando vueltas encima nuestra. Creemos que ha venido a por algún corredor.
  Nos empieza a chispear. Comienza a hacer un poco de fresco. Todos a ponernos el impermeable que parece que nos va a caer una chupa de agua bastante seria.
  Y llegamos a la altura donde vemos a un bombero que esta esperando para que le recoja el helicóptero. Le preguntamos si es a un corredor al que han recogido y nos dice que si, pero que no es nada serio, solo que se sentía mal. Le agradecemos su labor y nos despedimos de el.
  Continuamos subiendo mientras el chispeo se comienza a convertir en granizada. Granizos como guisantes nos empiezan a caer a to estrozo. Por arriba se oye:-"Quien dijo que esto era fácil", je je je. Como me gustan estas situaciones.
  Oigo y siento como caen los granizos en en la gorra y el ruido que hacen al chocar en la visera. Allí vamos todos con la cabeza agachada y viendo como el suelo se va poniendo blanco.  Al final van a ser solamente unos minutos bajo el granizo. Deja de caer, pero la niebla se empieza a apoderar de nosotros.
  En el ultimo tramo tenemos que pasar por un nevero. A clavar punteras para no resbalar y caer hacia abajo. Tenemos unos momentos de relax para tirarnos a la nieve y sentir su frescor. je je je.
 Y por fin llegamos arriba. Esperamos que vayan llegando todos para continuar. Gregor ha subido mas tranquilito y es el ultimo en incorporarse.
  Comenzamos todo el cresteo para dirigirnos a Bola. La subida a Valdemartin hace que nos estiremos un poco más. Javi acompaña a Gregor en esta subida. Mucho aire y mucha niebla que no deja ni ver las antenas. "Florooooo", es casi lo único que se oye en este tramo y es que llevamos ya muchas horas y estamos subiendo los últimos metros de desnivel positivo. Las piernas ya se quejan, ja ja ja.
 
  En la última subida a Bola es cuando le pregunto a Gregor que como va. Con una seguridad y una voz salida desde lo mas profundo de su interior me contesta: "¡Estoy hasta la polla!". Ja ja ja, no me puedo parar de reír por que me ha hecho mucha gracia como lo ha dicho. No tengo que decirle lo que queda ni como es lo que queda por que se lo sabe de memoria. No ha corrido nunca el alpino pero ha hecho todos los tramos muchas veces acompañando a Javi así que me limito a reírme un rato con el.
  Ya encaramos la ultima subida. Las antenas las dejamos a la izquierda. Puesto de agua y control de chip. Yo relleno el bidón de agua aunque nos quedan pocos kilómetros para llegar a Navacerrada.
  Bajamos por donde subimos al principio. Bajar es mas peligroso por la cantidad de raíces y arbustos que hay. El camino es estrecho y en ocasiones hay que abrirse paso entre los matorrales. Zonas bastante mojadas que subiendo no tienen ningún tipo de peligro pero que bajando es otra historia.
  Y llegamos al nevero que subimos en los primeros kilómetros. Uff, como esta el asunto. Los de delante ya se han ido al suelo varias veces. Javi va delante de mi. Muy difícil clavar talones por que esta todo muy duro. Vamos resbalando hasta que Javi cae al suelo de culo por no chocarse con la chica que lleva delante que también ha caído. Por consiguiente yo también freno con el culo y Txule que viene detrás también.
  Marcos y los que vienen detrás deciden sentarse y bajar resbalando. No ha sido mala idea tampoco. Bueno, pues ya hemos pasado el nevero así que trotando despacito nos vamos hacia Navacerrada pegados a la pista de esquí.
  Llevo a Floro detrás y le voy animando. ¡Vamos Florooooo!. Hoy le voy a desgastar el nombre. Ya lo tenemos hecho. Nos quedan muy pocos kilómetros compi. Lo difícil ya esta. Javi va delante y yo voy de puente con Floro al que miro de reojo para no dejarle mucha distancia que si no se me queda.
  Y Estamos en Navacerrada. Allí está Mapi con su cámara esperando que lleguemos para inmortalizarnos. Llegamos a la par de Pedro y Juanlu. Menudo chaparrón nos ha caído. Ahora no deja de llover aunque mas suave.


    Tenemos algo menos de dos horas para ocho kilómetros. Beber, comer, hidratarse bien para rematar la faena. Nos dicen que estamos muy justos para estar fuera del control de tiempo, asi que sin mucha demora nos lanzamos a por el ultimo tramo que en principio si no pasa nada raro le haremos en una horita mas o menos.
  Javi le explica a Floro como son estos últimos kilómetros. Los primeros con bastante desnivel en bajada y luego a correr por la vereda hasta Cercedilla si el terreno no esta muy mal después de la que ha caído. Aquí en este caso, vamos dejando el río a la derecha.
  Gregor va bastante bien aunque hasta la po......., Floro va algo mas jodidillo pero va aguantando. Le digo que ya solo nos quedan cinco kilómetros. Me dice que lleva las piernas agarrotadas y le duelen un poco. Marcos le da un ibuprofeno y Floro dice que no le gusta en polvos que mejor en pastilla. Ja ja ja. Marcos abre el sobre y se lo enchufa a Floro diciendo que no estamos para elegir. Ale, pa dentro. Ji ji ji.
 Txule y Alfredo van dejándose llevar en esta bajada. Van bastante bien  y eso se nota. Marcos y yo vamos aguantando con Floro y dándole muchas frases y palabras de ánimo. Javi y Gregor siguen dando zancadas juntos. En este tramo Gregor va bastante bien y tiene fuerzas para correr bastante alegre. Y así llegamos al último avituallamiento. El de campamento. Es el mismo que el del comienzo así que solo nos queda deshacer lo hecho.
  A las horas que estamos y con el tiempo que hace y ha hecho, nos da mucha alegría que siga allí Pablo Villalobos animando, junto con su familia,  y rellenando bidones a los corredores. La verdad es que ese gesto se agradece. Muchas gracias crack.
  Bueno chicos, cuatro y medio y a meta. Aún tenemos que pasar el río varias veces. Alfredo en un paso donde el agua cubre bastante, tiene ganas de refrescarse y se pone de rodillas en medio de la corriente. Ja ja ja, que bueno. Y.. Que fría que está.
  Sigo animando a Floro que en un momento dado se para y me dice: "Mira". Me enseña su pierna y veo como los músculos se le mueven involuntariamente. Le palpitan. En alguna ocasión me ha pasado a mí y es bastante jodido. Los músculos te avisan que como te pases un pelo te van a atizar.
  Quitándole un poco de hierro al asunto, le doy una glucosa "mágica" y le digo que con eso se le va a pasar. Bueno, eso espero. Ahora lo que necesita son mensajes positivos y eso le estamos dando.
  A falta de dos kilómetros dice que no puede más. Las piernas las lleva al límite. ¡Vamos, vamos , vamos!. Disfruta Floro. Estos kilómetros que quedan son para disfrutar. Mira el paisaje, disfruta de la llovizna que cae, mira los compis que están hoy contigo. Deja a un lado los dolores de piernas, el cansancio y los pensamientos negativos.
  "No mires el reloj", le dice Marcos. El tiempo, la distancia, el desnivel, es lo de menos. Piensa solamente en lo que vas a conseguir. En que vas a terminar tu primer maratón de montaña y encima uno de los mas duros. Piensa lo que has aguantado hasta llegar aquí y que dentro de dos insignificantes kilómetros estaremos entrando en meta todos juntos.
  Mientras hablamos con él los metros van pasando. Estamos todos juntos. Arropándonos unos a otros. Esto es una pasada. Ya tenemos el pueblo a la izquierda, pero antes un último repecho que hay que solventar. Este es corto pero ya pica no solo en las piernas si no en la cabeza.
  Entramos en el pueblo. Todo bajada y por asfalto. Cambiamos la pisada y alargamos la zancada. La policía nos da paso. Antes de hacer el giro para entrar en la recta de meta, nos felicitamos. En especial a Floro y a Gregor por que se lo han currado de lo lindo.





  A falta de 100 metros nos anima todo el mundo. Un grupo tan numeroso llegando de principio a fin en montaña es complicado y eso el spiker lo sabe y lo repite en varias ocasiones. Mapi y Susana, cada una desde una posición nos animan y fotografían la entrada.




  Espectacular chicos. Esto es una pasada. 48 kms y 8:25´ de compañerismo. De amistad. De ayuda. De eso, de disfrutar de la montaña y del equipo Bikilamanjaro.
  La entrada en meta es única. Felicitaciones de unos a otros. En especial a Gregor y a Floro que hoy se lo han currado. Floro dice que nosotros hemos entrenado, que él es el que ha corrido, je je je.



  Mi enhorabuena Floro. La verdad es que nos has dejado alucinados a todos. Has sufrido hasta el último metro. No te has quejado mucho, ji ji ji. Creo que lo has disfrutado a tope y te has demostrado a ti mismo que se pueden hacer cosas que incluso cuesta creer en un principio. Has llevado el cuerpo casi al límite, pero este ya no te le cuentan. Y recuerda lo que te dije, un placer y un honor hacer tu primer maratón junto a mi 97. Este le vamos a recordar toda la vida. FELICIDADES. 
  Y como no, al abuelo del grupo.(Abuelo por que tiene nietos, no por que sea mayor, ehh). A Gregor por que se lo ha currado sufriendo en cada subida. Y haciéndome reír en muchas ocasiones del recorrido. Hacer tu primer alpino junto a tu hermano Javi al que has acompañado y animado durante muchísimos años en esta misma carrera tiene que ser una pasada. ENHORABUENA
  A Marcos, Alfredo y Txule  por ser grandes compañeros. Muy muy buenos compañeros. Hoy hemos salido con una "misión" y todos han puesto su granito de arena para llevarla a buen puerto.
  Y por su puesto a Javi, por crear este grupo tan especial y en el que estamos tan agusto. Gracias, gracias y gracias. 
  A zona de avituallamiento dejan pasar a Susana, los peques y a la familia de Alfredo. Todos nos felicitan por que lo han seguido y saben que ha sido muy especial.
  Después de un ratillo decidimos ir a cambiarnos que nos estamos empapando y quedando muy fríos. Pero antes tengo que felicitar a Juanlu y a Pedro que acaban de hacer su entrada a meta. Enhorabuena compis. Sois grandes (de tamaño también)
 
  Susana antes de irnos habla con el organizador para ver donde tengo que recoger la prenda conmemorativa por haber terminado el Crossmam (cross del telégrafo y maratón alpino). Un muy muy chulo impermeable me hace entrega el organizador y me da las gracias por hacerlo y las felicitaciones por terminarlo.
  Y ahora sí, mientras charlamos con Martín de Vidales, que lleva ya unas horas en meta y que se le ha dado de lujo, toca cambiarse que hay que ponerse ropa seca.
  Pues nada, esto está finiquitado. Falta rematarlo con un buen bocadillo de a metro donde comentaremos alguna de las anécdotas mas graciosas y significativas de hoy.

  Y para casa que ya está bien por hoy.
  Solo y por último me queda agradecer a mi familia, Susana, Sonia y Alvaro el estar durante tantas horas y bajo el mal tiempo animándome a mí y al equipo en todos los sitios posibles, dándonos un plus de energías.
  Muchísimas gracias por estar ahí apoyándome y compartiendo esta afición que espero me acompañes muy prontito.
  

  TQTAMGM


   Hasta la próxima.

  Capi