domingo, 13 de enero de 2019

Maraton desafio Xtrail Trillo.

   Cuarto año consecutivo inagurando el año maratoniano. Un maratón bastante asequible en cuanto desnivel y tecnicidad se refiere, que viene muy bien para empezar a meter kilómetros.
  Este año me acompañan en el viaje, Fortes, que viene a correr la distancia de 18 km y Javi Bikila, que a última hora a decidido acompañarme y no dejarme solo.
 

  No tenemos que salir demasiado temprano ya que la carrera da comienzo a las 10:30 de la mañana. Eso sí, salimos con las temperaturas bajo cero. Allí esperamos tener algo mas de frío, je je je.
  Como es el cuarto año que voy, no tengo ni que pensar donde aparcar. Tengo un sitio localizado y me voy a él diréctamente. Antes de bajarse del coche hay que abrigarse bien que estamos a -7 ºC. Puff, que rasca que hace. 
  Nos dirigimos a recoger los dorsales y después a tomar un cafetito para ver si entramos en calor un poco. Allí vemos a varios amigos con los que charlamos un rato. Da yuyu salir fuera, pero no queda mas remedio que ir al coche a cambiarnos que la hora se acerca.

 
  Bueno, pues ahora viene el dilema. ¿Qué ponerse?. Yo les digo lo que otros años he hecho. Hace frio pero está soleado y se que si vamos muy abrigados luego en carrera en las zonas donde de el sol nos van a sobrar cosas. pero claro, en las zonas de sombría va a hacer "fresco", y ahí ya depende de lo friolero que sea cada uno.
  Yo opto por una térmica sin tirantes y unos manguitos térmicos y Javi por una camiseta térmica de manga larga. Fortes sale media hora mas tarde que nosotros y está a la expectativa, je je je.
  Y..... ¡¡Joder!!, se me ha olvidado (incomprensiblemente) la camiseta del equipo. No me lo puedo creer. Con lo minucioso que soy preparando las cosas. Javi, haciendo las funciones de presidente del Bikilamajaro, me "obliga" a ponerme la suya. El se pondrá una de manga larga de Bikila.

 
  Pues ya estamos vestidos para la ocasión. Pero esta vez podemos ir con el plumas puesto a la salida por que Fortes tiene que volver al coche a cambiarse y eso nos viene de lujo para estar hasta el último momento abrigados.
  Ya en la salida y al calor de la hoguera donde luego harán una caldereta, esperamos que llegue la hora. Allí charlamos con Carlos y con Floren. También saludamos a David, el cronometrador de la prueba con su equipo de Comunabike.
  Pues esto esta apunto de comenzar. Nos llaman a la línea de salida. Le damos a Fortes los abrigos y en poco mas de un minuto se da oficialmente la salida.
  Los comienzos son cuesta arriba. Y este no podía ser diferente. Tenemos varios kilómetros en constante subida. Con el frío en el cuerpo nos cuesta arrancar y coger un poco de ritmo, aunque poco a poco parece que vamos cogiendo temperatura.
  Salimos de la cuesta asfaltada y nos adentramos a los caminos. Seguimos subiendo a buen ritmito, pero no hay que cebarse mucho por que todo el desnivel positivo está en los primeros 16 kms. Hay que llegar a este punto con las piernas casi intactas para ponernos a correr los últimos veintitantos kilómetros.
  Pasado el primer kilómetros me quito el buff. Yo soy bastante caluroso, je je je. Javi es todo lo contrario. Es bastante friolero, ja ja ja.
  Continuamos subiendo y a lo lejos ya vamos divisando las tetas de Viana. Unas formaciones naturales que impresionan. "Pues a una de las tetas nos tenemos que subir, Javi".



 
  Después de subir casi hasta la base de la teta, comenzamos una larga bajada con tierra suelta y surcos hechos por el agua. Al final de esta, unos voluntarios nos dicen que para la derecha. Comenzamos ahora si, la subida a la deseada cumbre. Aquí javi se quita un par de guantes (lleva puesto dos), y yo me guardo en la mochila los mios.
  No es una subida técnica, pero bueno te mete un buen calentón. Llegamos al punto donde hay un avituallamiento que usaremos a la vuelta. Aquí es donde nos comenzamos a cruzar con los primeros. Ellos ya están de vuelta de la teta y se disponen a comenzar la segunda parte de la carrera.


 
  Unos doscientos metros de camino estrecho donde nos tenemos que ir poniendo de acuerdo para pasar con los que vienen, es lo que nos queda para llegar a la escalera que nos subirá a la cima.
  Llegamos a la base de la escalera y nos toca esperar. Hay que turnarse y ahora mismo están bajando. Dos voluntarios, uno arriba y otro abajo, además de controlar este paso, cogen los tiempos de los dorsales de los corredores que estamos parados, para luego descontar el tiempo perdido de la clasificación final.

 
  Por fin llega nuestro turno. Subo antes que Javi que no duda en sacarme unas fotillos mientras subo. Una vez arriba yo hago lo mismo pero al revés, je je je.


 
  ya estamos en la meseta de la teta. tenemos que dar la vuelta al perímetro para volver de nuevo a la escalera. En un punto tenemos a nuestras espaldas la central nuclear. Imponen sus dos chimeneas y no dudamos en hacernos una foto con las maravillosas vistas.



 
  De nuevo en la escalera, tenemos que esperar. Aquí dejamos paso al segundo clasificado de la prueba corta, que un poco enfurruñado no tiene otra que parase a esperar. Los voluntarios le dicen que no se preocupe que le tienen parado el tiempo.
 
  Bueno, terminan de subir varios corredores y es nuestro turno. Bajamos la escalera y pasamos el tramo donde nos cruzamos, ahora, con los que van a subir.
  Y por fin llegamos al avituallamiento que vimos antes, pero que ahora si podemos hacer uso de él. Un poco de isotónico, fruta y poco más. Bueno, yo me llevo para el viaje un par de galletas de chocolate y casi media tableta de chocolate negro. Javi me mira y se ríe, ja ja ja. Me puede el chocolate........
  Pues ya tenemos casi todo el desnivel positivo en las piernas. Solo quedan un par de cuestas por caminos y rematamos las subidas. Pero antes cogemos un sendero en bajada bastante chulo y divertido de correr para ir acercándonos al margen del río. Por esta zona el río está limpísimo. Es transparente. Es increíble correr por esta zona. Lastima que luego llegue a Toledo como llega.
   Continuamos..... Para llevar cerca de veinte kilómetros creo que vamos bastante bien y lo mas importante es que estamos disfrutando a tope de estos parajes. En definitiva es a lo que hemos venido. A disfrutar lo máximo posible y a ir metiendo kilómetros a las piernas para lo que se avecina este año.
  Ahora sí, comenzamos las ultimas rampas del recorrido, que no tardamos en comérnoslas, para comenzar un pequeño descenso hacia en camino, que paralelo al río, nos llevará de vuelta al pueblo.

 
  Nos quedan unos dieciséis kilómetros de camino por el margen del río. Río que llevamos a bastantes metros por debajo nuestra. También vemos durante casi todo el recorrido la central nuclear.
  En este tramo cogemos un ritmo crucero por debajo de cinco. A mi al principio me cuesta un poco ya que hace varios kilómetros me he doblado el tobillo. ¡¡Pero bien doblado!!. He seguido corriendo con bastante dolor en la zona del empeine. La torcedura ha sido de una forma muy rara y no es el tobillo lo que duele, es la zona del empeine hacia los dedos. Esto me impide dar bien el paso y tengo que pisar de plano para evitar el dolor. Bueno, para que me duela lo menos posible.
  Javi me repite en varias ocasiones que paremos para verlo, pero le digo que no quiero ni mirar, ni parar. No quiero que se enfríe así que vamos para Trillo.
  Estos kilómetros me dejan correr con bastante normalidad. Solo es en las cuestas abajo (por que el camino no es todo llano, je je je), donde me molesta bastante al tener que hacer todo el juego del pie.
  Bueno, a pesar de esto, nos vamos comiendo los kilómetros como si de un rodaje se tratase. Y llegamos al último avituallamiento donde nos hidratamos y comemos de todo un poco. Yo cojo un puñadito de gominolas para el resto del trayecto y salimos zumbando de allí. Javi saca el móvil y hace un video para mandarlo al grupo del equipo.

 
  Nos quedan unos diez kilómetros que esperamos continuar con el mismo ritmito. En este tramo vamos cogiendo a corredores que van andando o corriendo despacito. Este camino es lo que tiene. Como te hayas pasado al principio ahora las piernas te dicen que tururú, y son muchos kilómetros de correr que se hacen muy largos.
  En las zonas donde nos da el sol, se va de maravilla, pero en las zonas de sombría se nota el frío y la temperatura bajo cero que tenemos. Los charcos del camino están congelados y podemos correr sobre ellos que no se rompen.
  Bueno, pues estamos terminando el camino. Pasamos a escasos metros de la central que se oculta detrás de la montaña. lo que si tenemos a nuestro lado son las instalaciones que tienen para subir el agua del río y enfriar los reactores (eso me imagino yo, je je je).
  Pues se acabó el camino Jabuchi. Pisamos asfalto. Nos queda un kilómetro y medio escaso. Solo nos queda rematar la faena. Por su puesto le doy las gracias a mi compi por acompañarme hoy en este maratón. Siempre es un placer correr al lado del que te ha enseñado lo que es la montaña, y sobre todo el que te enseña cada día a disfrutar de ella y a moverte por ella. Estoy muy agradecido por ello y por aceptarme en el equipo Bikilamajaro.  Bueno, que me pongo sentimental, je je je.
  Nos chocamos la mano. Otra que no nos cuentan compañero. Y pasamos por meta donde tenemos a Fortes haciéndonos unas fotillos.
  En esta edición van a dar medallas. Una voluntaria nos las cuelga del pescuezo y con ellas nos hacemos nuestra típica foto mordiendo la presea.

 
  Sin mucho demorarnos, y viendo la caldereta calentita esperándonos, nos vamos hacia el coche para abrigarnos por que en cero coma nos vamos a quedar pajaritos.

 
  Ahora sí. Ya estamos cambiados y calentitos. Dispuestos a degustar ese plato de caldereta con una cervecita fresquita (muy fresquita).
 
   Después de comer y charlas con varios amigos, nos despedimos de David y nos ponemos en marcha para emprender el viaje de regreso.
  Bueno, pues ha sido una mañana fría, pero que ha merecido la pena. Hemos disfrutado de lo lindo y hemos visto que estamos poquito a poco cogiendo ritmos y kilómetros para las aventuras futuras.
  Por mi parte solo me queda ver en que queda la torcedura y cuidarme el pie para continuar compartiendo kilómetros con todos vosotros. 
  La primera del año ha caído. Espero poder contaros muchas mas.
  Gracias por estar ahí.
 
   Capi   
 
 

sábado, 5 de enero de 2019

Carrera del roscón de Cobisa.

  Primera carrera del roscón de Cobisa. Todo lo recaudado irá a favor de APACAMA. Una buena manera apoyar a esta asociación y además una buena manera de disfrutar de una mañana de atletismo con la familia y con cantidad de amigos.
  Allí nos juntamos un buen grupo de corredores y en especial un buen grupo de amigos y compañeros de entrenos de diferentes club.
  Aparte de los Toledanos, hoy han querido estar aquí Vane y Virgi de los Corre Forrest. Amigas de todos nosotros y compañeras de zancadas.
 


  Lo primero es recoger el dorsal. Fría mañana la que se ha levantado hoy, aunque muy soleada. Esperemos que suban las temperaturas un poco.
  Bastantes fotos nos vamos a tirar hoy. Tenemos a Cruz que es la reina de los selfies. Tenemos a Vane y Virgi que son las reinas de las poses. Con y sin morritos. Y estoy yo, que suelo tirar unas pocas para luego mostrarlas en las crónicas de este blog.
   Foto de rigor con Susana. Hoy viene a darlo todo acompañada de Cruz.


También hemos venido unos pocos bikilamanjaros. Floro, Txule, Susana y un servidor. De la Puerta de Bisagra creo que ha venido un grupo mas numeroso. Aunque Susana, Floro y yo también pertenecemos a este, je je je.
  Casado, Javi, Nati,, Ali, Pepe, y muchos otros están aquí para llevarse un buen trozo de roscón a la boca.







  También está la modalidad de senderistas donde participan parte de mi familia. También para apoyar a esta asociación.

  En la salida y al final de grupo, siguen las fotos y las charlas. Está todo casi listo pero nosotros estamos muy agusto dándole al palique.


 
  Y cuando nos queremos dar cuenta, ya estamos en carrera. Los primeros ya están muuu lejos y nosotros acabamos de salir. Je je je. Hay que estar mas atentos.......
  Txule y yo, seguidos por Pepe, comenzamos a un ritmo cómodo para ir calentando motores. El primer kilómetro le hacemos tranquilos y el segundo mas tranquilos todavía ya que vamos de chachara con los que tenemos a los lados.
 Ya el tercero le hacemos a un ritmo exigente muy cercano a 4´por kilómetro. Este aumento de ritmo hace que vayamos adelantando a muchos corredores. Hemos salido de los últimos y tenemos a todo el mundo delante.
  Ya en el Cuarto kilómetro nos ponemos a la altura de Paco. Un compañero y amigo del Extermin. Club al que pertenecí durante un año y del que tengo un gran recuerdo y aprecio.
  El recorrido, todo por caminos de tierra, tiene varias cuestas que a los ritmos que nos estamos moviendo te hacen pupita.
  Después de una larga bajada donde hemos aumentado un poco mas el ritmo, tenemos un giro a la izquierda y una cuesta de asfalto bastante larga. La llevamos viendo desde lo lejos y eso hace que todo el mundo se vaya haciendo a la idea de lo que nos espera.
  Los Bikilamanjaro estamos hechos de cuestas y lo demostramos sin perder el ritmo y adelantando a varios corredores. (Me he pasado, no?), je je je. Nada, que subimos como podemos como todo el mundo.
  Bueno, pues nos queda un kilómetro y poco. Seguimos juntos los tres. Txule, Paco y yo. Llegamos a un giro a derechas donde un fotógrafo amigo de Txule nos saca unas fotillos muy chulas.
 
 
 

 



  Bueno, pues ya estamos en la última recta que nos lleva a meta. Aquí viene en sentido contrario David. Viene a acompañar a una amiga que va justo detrás nuestra. Hablo con el un rato y me dice que ha ganado la carrera. Después de charlar un rato y darle la enhorabuena, se deja caer hasta su amiga y nosotros nos lanzamos derechos hacia la meta.




  Pues ya pisamos la línea de meta. Mi sorpresa es que un buen amigo y mejor fotógrafo está dándole al disparador. No dudo en "posar" para el y saludarle como se merece. Gracias JoseherFer. Estas fotos valen doble, je je je.



  Doy la enhorabuena a Paco y a Txule algo mas.  La primera carrera del año junto a un tío tan especial como él es un lujazo en todos los sentidos. Además, hoy creo que hemos hecho una gran carrera. Saliendo de menos a mas y terminando dándolo todo. No está nada mal para estar al final de la temporada de turrones y mazapanes, ja ja ja.
  Poco apoco van entrando los demás compañeros.

  El dúo saltarín haciendo de las suyas, je je je.
  Después de la carrera hay que ir a cambiarse que hace un frís que corta el cutís. Después hay que degustar el delicioso roscón que nos tienen preparado. Con o sin, cada uno a su elección.
  Ha subida la temperatura y abrigaditos no se está mal al sol mientras vemos la entrega de trofeos y el sorteo de regalos.
  Poco a poco cada uno se va marchando, no sin antes rematar todo con muchas fotos de grupo o individuales.






   Muy muy muy buena mañana. que quedará en nuestro recuerdo.
  Nos despedimos de todo el mundo y cada mochuelo a su olivo.
  Hasta la próxima que esperemos que sea como mínimo igual que esta.

   Capi

domingo, 16 de diciembre de 2018

Carrera de las empresas. Madrid.

 Un año más defendiendo los colores de la empresa. En esta ocasión voy a correr la distancia de 6 km. En la modalidad de parejas con Armando.
  Como estos últimos años, hacemos lo mismo que nos ha funcionado bien. Salir tempranito de Toledo para llegar a buena hora a Madrid y aparcar sin problemas a escasos 300 metros de la salida.
  Sin problemas aparcamos el coche. Este año vamos en el coche de Armando. Pepe aparca a nuestro lado.
  Lo primero es ir a saludar a nuestros compañeros de Madrid y recoger los dorsales para la carrera. Saludos y alguna que otra foto grupal.


     Después de el ritual, tenemos que volver al coche a cambiarnos. Allí se nos une Fernando. He de decir que Floro ha venido con nosotros en el coche y también va a correr al prueba de seis kilómetros.
  Foto de rigor y a trotar un poco que hace un frío que pela. Ha dicho el del tiempo que lloverá pero a partir de las 10 de la mañana. Esperemos que acierte y así no mojarnos.
  Hoy nos hemos retrasado y llegamos a la zona de salida cuando hay miles de corredores ya colocados. En esta ocasión somos unos 17.000 atletas.
   Bueno, intentamos ir lo mas adelante posible pero esta muy complicada la cosa. Aún así logro llegar bastante adelante aunque estoy subido a la acera en un lateral.
  Se da la salida. Me bajo a la calle y comienzo a trotar despacito para pasar por debajo del arco. Hoy, me doy cuenta que han cambiado el recorrido. Salimos y tiramos directamente hacia arriba por La Castellana. Esto en principio nos quita unos 300 o 400 metros. Supongo que haremos algo para recuperarlos, pero no se que será.
  Como siempre, esta carrera es a fuego. Voy un poco mas atascado que el año pasado, pero aún así voy adelantando a muchos corredores. En el km 2 adelanto a un trio (dos hombres y una mujer) que van con la misma empresa. Los animo al adelantarlos y me fijo que uno de ellos es Raúl (Ex del real Madrid).
  Bueno, yo continuo mi progresión y al llegar a la rotonda donde siempre hemos dado la vuelta, veo que nos meten por debajo de ella. Pasamos por el túnel. Una bajada por la oscuridad donde relajo un poco. Los primeros ya están de vuelta y se cruzan con nosotros. A lo lejos veo donde giramos y me doy cuenta que a la vuelta, lo que hemos bajado en el túnel hay que subirlo.
  Un giro de 360º es lo que nos encontramos para volver. Bueno, pues ya tengo la mitad hecha. Solo queda la subida de túnel y lanzarme hacia abajo.
  Reduzco un poco para bajar pulsaciones y poder lanzarme con todo en estos últimos tres kilómetros de bajada.
  Bajo un poco peor que el año pasado pero voy a todo lo que doy. Faltando unos dos y medio se me pone al lado Raúl. Me dice "vamos". Y con el ya remato lo que me queda. Joder como corre el bicho.
  Vamos casi con la misma zancada. Muchos de los que nos cruzamos le reconocen y le animan. Y ya estamos en los últimos compases donde le dejo que se vaya unos metros para que la nube de fotógrafos haga su trabajo. No quiero eclipsar su entrada en meta, ja ja ja.
  Pasado el arco ya tiene a varias personas "protegiéndole". Pero bueno, todavía le quedan fuerzas para venir y saludarme dándome la enhorabuena por la carrera. Yo por su puesto hago lo mismo y entablamos una pequeña conversación que concluirá con una foto para el recuerdo.
 
  Pues nada, toca esperar a mis compis para ir a cambiarnos. Al ir hacia el coche comienza a chispear. Creo que los de diez kms se van a mojar aunque no parece que mucho.
  Por lo demás, lo típico. Cambiarse y salir pitando para Toledo.
  Un año más corriendo por las calles de Madrid que también es un lujazo. El año que viene mas y mejor, seguro.
   Adiosssss.
 
Capi
 

Carrera popular de Daimiel.

Hola amig@s.
Hoy toca Daimiel. Ultima carrera del circuito 2018. Quedo con Dorado en el Restaurante El Toro (Juan Antonio anda que no te hago publicidad), je je je. A las 10:00 horas comienza la carrera. Estamos cerca y aunque Dorado tiene que recoger el dorsal, vamos con tiempo. Llevo unas cosas para disfrazarme pero no voy muy convencido de ponérmelo.
  Otras veces que he ido disfrazado todo eran comentarios y había risas aseguradas. Aparcamos en buen sitio para cambiarnos. Somos de los que nos gusta hacerlo al aire libre, pero con discreción y respeto, y por eso buscamos un poco la intimidad. Recogemos la bolsa del corredor y el dorsal de Dorado.
  Vemos y saludamos a amig@s que hacía tiempo que no veíamos y por su puesto charlamos un ratillo con todos aunque lamentándolo mucho nos tenemos que ir a poner el uniforme de correr.
   Me pongo los trapos que he preparado para disfrazarme  pero se me caen. Pruebo a sujetármele con imperdibles pero no hacen el efecto deseado, así que me hago una foto, para que haya constancia de que ha habido predisposición y me coloco mi camiseta de tirantes que es como mejor voy.
 
 
  Hoy parece que vamos a tener que luchar contra la lluvía pues no deja de lloviznar, pero mientras llega la hora del pistoletazo, va mejorando el tiempo y a la salida ya ha dejado de caer, así que tiempo perfecto para correr.
  No he dicho nada, pero desde el maratón de Ciudad Real, llevo parado. Hoy voy a probar para ver si ha soldado la rotura de soleo y no quiero forzar mucho la máquina.
 Durante la carrera Dorado va unos pasitos por delante de mi controlando el tema. Soy de los que les gustan las subiditas, pero hoy la estoy temiendo. No tardó mucho en llegar a una de ellas, pero bueno, no hay excusa y  con los pies pegados al asfalto la subimos sin mucha dificultad.
 
  Deciros que correr en Daimiel, con el buen trato, la animación, el recorrido...Es un lujo. Si no habéis corrido en Daimiel, no deberíais perdonarla.
   Acabamos decentemente y sin problemas, sin molestias y como dice Juan Bau, tomando una cervecita después y una cazuelita de gachas que estaban que quitaban el "sentío".
 

  Felicitar a tod@s l@s corredores del Circuito de Carreras Populares de Ciudad Real, así como a la organización del mismo y desearles Feliz Navidad.
  Agradeciendo a Dorado el ír marcandome el ritmo y pendiente de mí.
  Saludos atod@s y hasta la próxima que está al caer y Felices Fiestas a todos.